Mi evolución gordística Vol. II

¡Hola a todos corazones!

Ya han pasado unos cuantos meses desde que os hablé sobre mi dieta y mi evolución por última vez y me ha parecido que podía ser interesante hacer otra valoración ahora que algunas de mis perspectivas han cambiado y que mis progresos son mayores.

Recibo muchos comentarios y mensajes pidiéndome este tipo de entradas y de vídeos. Algunos queréis saber que dieta sigo en este momento para coger ideas y otros simplemente queréis conocer mis avances para intentar motivaros a empezar una dieta también.

La verdad no creo que mucho de lo que yo pueda deciros pueda ayudaros a cambiar de opinión, pero de verdad si os sobra peso, no estáis a gusto con vosotros mismos y creéis que podéis mejorar vuestra salud, no dudéis en poneros en marcha. Os lo agradeceréis eternamente.

En mi caso, aunque ahora tengo más bajones, más tentaciones y a veces más pensamiento de tirar la toalla que al principio, cada día me encuentro mejor. Muchos os sorprenderéis al leer que tengo más bajones, pero así es. Supongo que cuanto más quieres más tienes y más exigente eres contigo mismo. Cuando pesaba casi 88 kilos me daba igual jota que bolero. Me daba igual 88 que 90, porque de ninguna de las maneras iba a verme bien. Sin embargo, a medida que tu cuerpo va cogiendo más forma, a medida que puedes ponerte más prendas y que la gente cada vez te dice más a menudo lo guapa que estás, tu más quieres, más esperas y más te exiges. Lo cual hace que caigas en un círculo de relativa ansiedad que por supuesto hay que saber controlar. Es algo raro porque por un lado pienso…con todo lo que he logrado ya, nada va a pararme, voy a por ello. Y sin embargo otra parte de mi dice, bueno, llevas mucho tiempo y mucho camino recorrido, no pasa nada si paras a descansar. ¡ERROR! Sin prisa, pero sin pausa.

Sobre todo, una cosa que me ha quedado clara es esa SIN PRISA PERO SIN PAUSA. No dejes de hacer la dieta, no te dejes llevar, no empieces a saltártela como algo habitual. Pero tampoco te obsesiones. Si un día tienes un cumpleaños, un evento especial o simplemente has tenido un mal día y te apetece comerte un dulce, hazlo. Y no te sientas mal por ello. Pero recuerda que después de ese dulce, todo debe seguir como antes. Que ese no sea el pecadito que abra la veda. Es importante esa frase, no hay prisa por llegar a la meta, ya llegaremos. Pero el que se para en el camino y no avanza, jamás llega. Si hoy ha sido un mal día, incluso si ha sido un mal mes y no has adelgazado incluso si has engordado ¡NO PASA NADA! Utilízalo para aprender de tus errores y para conocer tu cuerpo. Tómalo como una lección y aprende de ella. Pero jamás te rindas, quien se rinde fracasa en sus objetivos y la verdad, es mejor llegar tarde que no llegar ¿no?

Yo también me he sentido así muchas veces, he tenido ganas de rendirme, de tirar la toalla y de ponerme a comer como una cerda, hay veces que he pecado, que no he cumplido e incluso me he sentido mal por ello. No somos máquinas, somos personas. Tenemos sentimientos, nos rodean miles de historias y sensaciones, Es normal que no siempre podamos ser 100% perfectos y cumplirlo todo estrictamente. Todo consiste en compensar.

Cuando esteis leyendo esto yo ya estaré en Tailandia. Es un tema que me preocupa bastante ya que todo el tema de comidas, ingredientes y horarios estará descontrolado. Lo único que dependerá 100% de mi serán las cantidades. Así que lo estaré intentando así. Llegue al punto de plantearme no hacer el viaje por miedo a recuperar los kilos perdidos, pero hablando con mi nutricionista, Miren de HEZI (que siempre me da el punto de vista lógico y sensato de las cosas cuando yo entro en crisis total), me explicó unas pautas que seguir para no coger peso. Siempre desayunar mi desayuno habitual. Fruta, yogur y pan integral. Siempre, sin excepción, comer 3 frutas al día. Sin más excepción aún beber 2 litros de agua diarios, independientemente del resto de líquidos que ingiera y sobre todo controlar las cantidades. Me fío de ella ciegamente, así que eso será lo que estaré haciendo. Y poniéndome en lo peor, si cogiera algún kilo, ¿que? Tengo toda la vida por delante para volver a bajarlo y solo tres semanas para disfrutar del sueño de mi vida, que es hacer este viaje. Si algo me ha enseñado esta dieta es que no todo es blanco o negro, que la vida también tiene grises y que a veces soy demasiado radical. Hay que tomárselo todo con más calma, al fin y al cabo es la manera de comer que me acompañará toda la vida.

Y ahora si, sin enrollarme más que hoy me he puesto demasiado filosófica, paso a dejaros los datos de mis progresos, para que veáis que despacio, con constancia y con paciencia, todo se puede. Si caéis en el camino no es problema, el problema sería no levantarse, así que arriba y a por ello campeones.

Todos mis datos vergoncísticos que jamás nadie querría enseñar en público:

Mi peso inicial: 87,8 kilos
Mi peso a 16-08-2016: 80,2 kilos
Mi peso a 28-11-2016: 74,8 kilos
Peso normal: 52,8 – 71,5 kilos

Mi Altura: 1,70 metros

Mi metabolismo basal: 1384
Valores normales de metabolismo basal: 1490-1739

Mi grasa en el cuerpo al inicio: 41,6 kilos
Mi grasa en el cuerpo a 28-11-2016: 27,9 kilos
Kilos de grasa perdidos: 13,7
Valores normales: 12,4 – 19,9 kilos
Objetivo de mi nutricionista: Quitarme 20 kilos de grasa

Mi masa muscular al inicio (13-06-2016): 25,3 kilos
Mi masa muscular a día 28-11-2016: 25,7 kilos
Valores normales: 23,8 – 29,1

Mi IMC al inicio: 30,4 (obesidad)
Mi IMC a día 28-11-2016: 25,9 (sobrepeso)
IMC normal: 18,5 – 25

Mi porcentaje de grasa al inicio: 47,4%
Mi porcentaje de grasa a día 28-11-2016: 37,2%
Porcentaje de grasa normal: 18%-28%

Mi relación Cintura-Cadera al inicio: 0,88
Mi relación Cintura-Cadera a día 28-11-2016:0,84
Relación cintura-cadera normal: 0,75-0,85

Mi grasa en el tronco al inicio: 19,9 kilos
Mi grasa en el tronco a día 28-11-2016: 13,9 kilos
Kilos de grasa perdido en el tronco: 6

Mi grasa en el brazo derecho al inicio: 3,8 kilos
Mi grasa en el brazo derecho a día 28-11-2016: 2,1 kilos
Kilos de grasa perdidos en el brazo derecho: 1,7

Mi grasa en el brazo izquierdo al inicio: 3,8 kilos
Mi grasa en el brazo izquierdo a día 28-11-2016: 2,1 kilos
Kilos de grasa perdidos en el brazo izquierdo: 1,7

Mi grasa en la pierna derecha al inicio:  6,4 kilos
Mi grasa en la pierna derecha a día 28-11-2016: 4,3 kilos
Kilos de grasa perdidos en la pierna derecha: 2,1

Mi grasa en la pierna izquierda al inicio:  6,3 kilos
Mi grasa en la pierna izquierda a día 28-11-2016: 4,3 kilos
Kilos de grasa perdidos en la pierna izquierda: 2

*Todos los datos iniciales son a día 13-06-2016

Por supuesto, os dejo el menú (algo más alto en proteína y más bajo en hidratos que los anteriores) por si queréis echarle un vistazo y para todas aquellas personas que cada día me preguntáis sobre mi dieta y sobre el tiepo de alimentación que sigo.

Quinto menú

Si acabáis de conocerme o acabáis de animaros a hacer una dieta, también tenéis las primeras dietas con las que empecé. Las enlacé en la entrada anterior en la que hablé sobre este tema, y podéis conseguirlas aquí.

Os mando un beso muy fuerte, nos leemos pronto y ya sabéis… CONSTANCIA 🙂

Compartir es vivir, a difundir esta entrada no te debes resistir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

CATEGORIAS

4 comentarios en “Mi evolución gordística Vol. II

  1. hola guapisima ¡¡ antes que nada muchisimas gracias por tomarte la molestia de explicarnos todo tannn bien , yo soy una más de las que has ánimado a empezar una vida más sana ; voy a empezar por tu primer menú y justo con el peso que tu empezastes asiq a ver si en unos meses me veo tan estupenda como tu ; una duda . cuando pones verduras tipo I ; II; III ….osea vegetal I seria setas o champiñones y sucesivamrnte las ensaladas o hay más tipos de verduras?? no se si me explico jijiji muchas gracias .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *