¿Cómo decidí adelgazar?

¡Hola a todos amores!

¿Como se presenta el fin de semana? Yo lo paso en el pueblo, en media horita sale mi autobús, así que contenta y con ganas de desconectar, que el lunes volvemos a la rutina de nuevo. Así andaré todos los fines de semana hasta que lleguen mis vacaciones. Como he pedido solo una semana para dejar las otras tres para Tailandia… pues eso. Aún así, mañana tendréis un post, el esperado post del mercadillo 🙂 Espero que lo disfrutéis.

Bueno, vamos al grano, hoy vengo a contaros cómo decidí adelgazar.  A raíz del vídeo de «¿Por qué engordé?» fuisteis muchas las que me escribisteis pidiendo consejo, dándome fuerza, animándome, aconsejándome… De verdad, estoy muy agradecida.

Muchos me preguntasteis a ver cómo decidí adelgazar.  de donde había sacado la fuerza de voluntad para hacerlo y para mantenerme firme en mi decisión. Es sencillo, no quería seguir siendo así. No quería seguir mirándome al espejo y sentir que ese no era mi cuerpo, o al menos no el que yo recordaba. No quería ver fotos en Instagram de chicas siempre haciendo deporte y yo no levantar mi culo del sofá. No quería seguir mirando con pena ropa que me encantaría ponerme y debido a mis complejos no me ponía. Hay muchas personas que aún teniendo kilos de más, se ven bien con ropa ajustada o prieta, y es muy respetable, pero yo no soy capaz. Siempre tiendo a esconder o tapar aquello que no me gusta o que me incomoda, y al final, eso se reduce a muy pocas prendas que superan mi examen en el armario. Y a todo esto se le suma la parte que no es física, lo que va por dentro y que es mas grave aún, la salud. Un día me pesé es una farmacia, en una de esas básculas que miden el IMC, y el resultado, me sorprendió. Sabía más o menos mi peso, kilo arriba kilo abajo, pero lo que no sabía es que sufría obesidad. Pensaba que tenía bastantes kilos de más, que debía adelgazar y todo eso, obviamente tengo ojos en la cara y mis familiares más cercanos también me habían hecho alguna insinuación. Pero sinceramente, yo estaba convencida que sufría sobrepeso. Cuando en ese ticket vi que mi IMC indicaba OBESIDAD, se me cayó el mundo encima.

Entonces me paré a pensar y llegué a la conclusión de que yo no estaba así por ansiedad, ni por una enfermedad. Que yo no había llegado a ese punto por problemas con la comida ni ningún problema de ese tipo. Analicé mi vida, sobre todo mis hábitos, y deduje que todo era cuestión de costumbres. Que yo no necesitaba esa comida de más, esos atracones a chocolate, esa comida basura tantas veces por semana… Era costumbre, era hábito, era placer, no necesidad. Así que decidí prescindir de todo eso que no necesitaba y que me estaba perjudicando.

Cómo decidí adelgazar AntesMuertaKSinRimel

No sabía como empezar, así que decidí recurrir a un profesional, animada por uno de mis compañeros, que también había empezado en el camino de cuidarse. Todo fue muy bien, la chica fue muy amable, comprensiva y bastante empática. Me sentí arropada y apoyada en todo momento y fue muy fácil desnudarme con ella ¡tanto por dentro como por fuera!

Me ha dado muchas facilidades a la hora de las comidas, ya que no tengo cosas demasiado elaboradas o muchos ingredientes que no me gustan. Es bastante fácil seguir la dieta y aunque es cierto que hay momentos duros, estoy muy segura de lo que quiero conseguir. Lo que peor llevo no es lo que no puedo comer, si no lo que debo comer. No los ingredientes o los alimentos, si no el simple hecho de tener las comidas ya organizadas y no poder salirme de ese patrón. No poder ir de pinchos con mis amigos o tener que llevarme un tupper al hombro si salimos por ahí. Sé que el camino es largo, lento y duro, pero no voy a desistir. Si me caigo me levantaré, una y otra vez. Un bache en el camino no será motivo para dejarlo todo, sino para cogerlo con más fuerza.

Y así fue cómo decidí adelgazar. Espero que mi experiencia os sirva y os ayude a tomar una decisión que va a haceros muy felices. Cualquier cosa sabéis donde encontrarme. Os dejo un vídeo donde os cuento mi experiencia con mas detalle. Un besazo. No cambiéis nunca.

Compartir es vivir, a difundir esta entrada no te debes resistir...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

CATEGORIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *